Para ti que no sabes por donde empezar

Actualizado: 3 de dic de 2019

Aún si llevas un día o varios años tendrás momentos donde no sabes por donde empezar. Empieza por ti, por saber que te motiva, por valorarte, valorar tu trabajo, y tu vida y tu negocio serán el reflejo de ello.


Si acabas de tomar la decisión de Ser agente o de emprender en algún negocio, has tomado la decisión de salir de tu zona cómoda, conocida y sin críticas. Así que ahora que inicias tu nuevo proyecto se verá confrontado por muchas personas alrededor y sobre todo por ti mismo.


Como te he compartido en algunas oportunidades, cuando decidí empezar mi carrera como agente inmobiliario, acababa de graduarme de la universidad, Isabella en ese momento tenía dos años y mi esposo Camilo y yo llevábamos el mismo tiempo casados.


No fue un grado "común" ya que terminaba mis estudios como Ingeniero industrial y además de ingeniero ya era esposa y mamá. Esto me cambió el panorama por completo, ya que a pesar de que soñaba con trabajar en grandes empresas y en grandes proyectos, para mi tener la autonomía de decidir a que dedicar mi tiempo era fundamental.


Así es como el 5 de septiembre de 2011, a mis 22 años doy un SI a iniciar una labor como agente inmobiliario.


Quiero ser muy honesta contigo, porque no en todos los momentos de nuestra vida tomamos decisiones con certeza, alegría y convicción. Yo veía esta oportunidad como una alternativa "flexible" de ganar algún dinero trabajando en las mañanas que Isabella estaba en el jardín, sin embargo en lo profundo de mi corazón no lo veía como un proyecto a largo plazo. Es más, te confieso que cuando lo contaba a las personas cercanas, no lo decía con mucha convicción, incluso podía sentir algo de vergüenza. No se en tu país, pero en Colombia, ser agente inmobiliario no era una labor muy bien vista, en muchos casos es el "escampadero" de quienes no encontraban algo mejor.


Evidentemente los primeros meses fueron muy duros, recuerdo que al verme tan joven, los clientes al saber que me acababa de graduar me preguntaban ¿y no encontraste en lo tuyo?. Recuerdo que nunca gaste tanto en gasolina ni en tarjetas para recargar minutos a mi celular para poder hacer llamadas. También recuerdo que en ese entonces vivía en un conjunto en Chía con muchas etapas, y un día junto con mi esposo recorrimos todo el condominio y ¡tomé mas de 25 teléfonos! estaba muy emocionada. Yo pensaba: "ya no tengo que buscar más, ya tengo todos los teléfonos que necesito para llenar mi inventario de propiedades". Que golpe recibí tras cada una de las llamadas, incluso había personas que me colgaban. Luego de todas las llamadas, recuerdo que una sola persona me dió la cita y al final logramos captar su propiedad.


Luego de 4 meses yo aún no veía frutos (no había vendido ni arrendado ningún inmueble), me sentía muy frustrada no solo por todo lo que había invertido sino también porque al tener propiedades captadas sin exclusividad, me pasaba mucho que tenia clientes para los inmuebles y los propietarios ya las habían vendido, o iba a mostrar una casa y el cliente ya la había visto con otro agente.


En ese momento estoy tentada a rendirme, a parar y decir "esto no es lo mío". Sin embargo, no podía engañarme y evadir mi responsabilidad. No podía decir que algo no funcionaba si era consciente de que no estaba dando el 100%, así que decidí darme otra oportunidad, esta vez dando todo de mi.


Te cuento estas historias porque quiero que sientas que entiendo por lo que estás pasando, y que comprendas que si tú lo decides, si realmente confías en ti, en tus capacidades y en tu negocio, podrás salir adelante a pesar de las adversidades.

En ese momento decido contarle a todos con orgullo a que me dedicaba, decidí compartirlo en redes, hablarlo abiertamente y ¡que sorpresa me lleve: ¡el siguiente mes logré hacer mi primer negocio!


Cuando tú cambias todo cambia


Así que si tú hoy estas iniciando en tu negocio y no sabes por donde arrancar, o si llevas meses o incluso años y sientes que estas estancado y debes tomar un nuevo impulso quiero dejarte cinco recomendaciones para que puedas avanzar más rapído ;)

1. Empieza por ti: no busques aprobación


Cuando tomé la decisión de convertirme en agente para mi fue muy importante el apoyo de mi esposo, sin embargo, la decisión de avanzar y dar el siguiente paso fue mía. Era mi responsabilidad.


Buscar aprobación externa de todos los que te rodean te dejará agotado y además es una manera sutil de evadir tu propia responsabilidad. Es mas fácil decir que algo no funcionó porque otro te dijo que hacer y no fue tu propia elección. En esta etapa habrán muchas personas a tu alrededor "acostumbradas" a tu antigua versión y a lo que hacías antes. Muchos de ellos no entenderán porqué arriesgarse, porque emprender y empezar desde cero. Recuerda que cuando alguien te dice que no puedes hacer algo está hablando de sus propias limitaciones no de las tuyas.


Confía en ti y en tu decisión, la única aprobación que te ayudará a avanzar es la tuya propia. Un asomo de duda en tu interior y todas las críticas externas entraran a tu vida y las tomarás como propias.


2. Define tu propósito: Recuérdate cada día por qué iniciaste


Si solo buscas dinero, cuando se avecine un reto será mas fácil dejar atrás tu proyecto. Sin embargo si encuentras que más allá del dinero que ganarás, éste dinero representa para ti una vida con más tranquilidad, una vida donde seas libre de decidir a que dedicar tu tiempo, viajar, ser independiente o aquello que te haya impulsado a iniciar, este motivo te contendrá en momentos difíciles. Ya que no te estarás rindiendo a X suma de dinero, sino que te estarías rindiendo a la vida que quieres.


3. Libérate del miedo al rechazo: No te rechazan a ti


Entiende que cada vez que un cliente por telefono te cuelga, o te dice que no quiere hablar contigo puede que haya tenido un mal día o puede que haya tenido una muy mala experiencia anterior con agentes y cree que le irá igual contigo. No te tomes personal cada no que te digan. Tómalo como la oportunidad de mejorar tus palabras, de revisar tu mensaje y ser mas asertivo en la próxima ocasión. Así mismo cuando tengas una cita, si al final te dicen que no desean trabajar contigo, no te están rechazando como persona y tu valor no se ve disminuido por su rechazo, simplemente te están ayudando a ver en que puedes seguir mejorando y trabajando como profesional.


4. Prepárate para las tormentas, porque si que llegarán


No te puedo negar que llegarán épocas de duda y de incertidumbre que se verán reflejadas en pocas ventas en tu negocio. Particularmente te cuento que cuando decidí especializarme en propiedades del lujo, en mi carrera fue un antes y un después. Recuerdo una reunión en la oficina donde mostraron las captaciones que habíamos realizado los primeros seis meses y me di cuenta que ¡solo había captado 3 nuevas propiedades! ¿Que estaba esperando? ¿Cómo iba a vender si no tenia el inventario adecuado? para mi fue un momento de sacudida que me sirvió a volver a iniciar. Entonces también agradece por cada crisis o tormenta, porque muchas veces llegan para movernos cuando no nos hemos movido por nuestra propia cuenta.


5. Entiende que la venta es el resultado de 4 factores.

Cuando entiendas que estás un negocio de personas (y esto aplica en cualquier negocio) y que lo importante es como ayudar a aquellas personas que te buscan y que tú eres quien debe trabajarse para conectar o no con ellas, podrás tomar el control de tu negocio y de tu vida. Entender que la venta de tus servicios o productos es el resultado de estos 4 factores, te ayudará a enfocarte en ellos y trabajarlos conscientemente:

Intención: Cómo cliente tú puedes darte cuenta cuando una persona te atiende con atención, te escucha y te pregunta para entenderte y al final poder ayudarte. Puedes sentir que realmente quiere servirte. Bueno, lo mismo aplica cuando tu estás atendiendo. ¿Estás pensando en tu cliente? o lo estás traduciendo en un número y en la facturación que te representará. "Enfócate en las personas y entiende que el dinero es el resultado de tu trabajo". Que tu intención con cada persona sea "como puedo ayudarlo" y no "como puedo aumentar mi inventario o mis ventas".

  • Autoestima

El valor que te dan y ven tus clientes en ti y en tus servicios es directamente proporcional al valor que sientes de ti mismo. ¿No crees que tus honorarios sean los adecuados? Tus clientes tampoco lo creerán, ¿No crees que tus servicios sean necesarios para tu cliente? Tus clientes tampoco creerán que te necesitan. Parece mentira, pero conozco muchos colegas que me dicen, "pero para que nos necesita un cliente si ellos mismos pueden vender sus propiedades solos": Hasta que tú no descubras porqué un cliente te necesita y lo aprendas a valorar y comunicar, tus clientes no mostraran aprecio y valor por lo que ofreces.


Libros, talleres y cursos para elevar tu autoestima están al alcance de tu mano. Una autora que recomiendo y sigo mucho en este tema es Louise Hay, particularmente un libro que se llama "Usted puede sanar su vida" es uno de mis favoritos.

  • Confianza & seguridad


Confianza: definitivamente una de mis palabras favoritas. Es el puente que si está presente une relaciones, personas, sociedades, países y que cuando hace falta también puede quebrantar todo lo anterior.


Los clientes te verán como una opción para ellos, si confían en ti, en que eres la persona adecuada para ayudarles a ellos a solucionar sus necesidades y problemas. Y adivina, solo puedes transmitir confianza y seguridad cuando confías y te sientes seguro de ti mismo. Así que volvemos a ti ;)


Si crees que debes estudiar más, estudia! Si crees que no estas seguro en como presentar mejor tus servicios practica, haz lo necesario, no te inventes más excusas de que no sabes o que estás empezando. Conozco agentes que llevan más de 6 meses y todavía no se sienten listos porque creen que siguen empezando y que esa es la razón por la que su negocio no inicia (no hablo de ventas, hablo de llamadas, de captaciones, de salir y prospectar). No te creas tu propia historia de no estar listo, por que te digo también conozco personas tan decididas que saben que quieren y se preparan para ello que desde el primer mes salen con tal confianza en si mismos que son imparables.


Una cosa es decir: "aún no se hacer esto pero estoy aprendiendo a hacerlo" y otra diferente decir simplemente "no se, y por eso no lo hago". La primera siempre deja una puerta abierta a crecer y saber más, la segunda se cierra a recibir lo necesario para aprender.


Bueno, te dejo con estas recomendaciones confiando en que te animen a avanzar y a ¡no rendirte sin darlo todo!


Gracias por leer y compartir. Aprecio cada comentario y sobre todo ver que el contenido pueda ser de utilidad para ti y tu negocio.


Recuerda que si deseas recibir los artículos en tu correo puedes suscribirte dejando tu nombre y correo, y si deseas enviarme algún tema que quieras que tratemos o si tienes alguna pregunta puedes escribirme a dmurillo@remax.co y seguirme en instagram como @soydianamurillo


Te deseo una vida y negocio prósperos!


Un abrazo!


Diana





215 vistas