¿Cuál es tu excusa para no cumplir tus sueños?

Actualizado: 3 de dic de 2019

Jim Rohn decía "Si realmente quieres hacer algo, encontrarás el camino. Si no quieres, encontrarás una excusa" Así que hoy te pregunto cuál ha sido tu excusa: ¿Tu edad, el lugar donde naciste, que no tenias recursos, o que no has tenido apoyo? Hoy quiero compartirte una historia real que nos recuerda que las excusas no existen cuando quieres lograr algo.



Amo leer biografías y ver películas basadas en hechos reales, simplemente me inspira muchísimo conectarme con las emociones, situaciones y sentimientos por los que una persona pasó, y logró salir adelante.


Sin embargo, algo que agradezco y disfruto aun más, es conocer estas historias personalmente, escucharlas de boca de quien las vivió y aprender de sus lecciones.


Así que el dia de hoy, en el blog quiero compartirte la historia de Alejandro Rodríguez, o como el mismo se llama "El Garoso"



Tuve la oportunidad de conocer a Alejandro la semana pasada en un encuentro de emprendedores, donde él era uno de los conferencistas invitados, y realmente su historia fue inspiradora. Así que hoy quiero compartirla contigo también, y deseo en alguna oportunidad puedas escucharla personalmente.

Alejandro nació en Bogotá y llegó a Barranquilla desde los 6 años. En el colegio siempre encontraba la manera de vender algo porque quería generar ingresos, sin embargo fue a los 17 años, cuando le pregunto a su abuela que podía vender y ella le recomendó vender empanadas "Porque era lo que más se vendía".


Sin saber cocinar, Alejandro se aprendío la receta y con una inversión inicial de $60.000 hizo sus primeras empanadas en la cocina de su casa, y fue a venderlas al Puerto de Barranquilla. Para su sorpresa ¡todas las empanadas se vendieron muy rápido!



Duró algún tiempo friéndolas en grupos de 6 en el sartén de su mamá, así que para poder hacer más, ahorro hasta comprarse su primera freidora. Como ya podía preparar muchas más empezó a tocar las puertas de colegios, quienes le decían que no porque ya no estaban vendiendo fritos. - ¿Te imaginas la frustración? -Todo lo que ahorró y ahora le decían que no querían fritos - sin embargo uno de los principios de Alejandro es:

Trabaja con lo que tienes”

Uno de los clientes de las empanadas abrió un restaurante de hamburguesas y le pidió a Alejandro que le hiciera sus panes. Alejandro no sabia hacer pan, pero les dijo que si! Con videos de youtube y a punta de ensayo y error logró hacer el pan y empezó a vender panes. Vendió la freidora y con un poco más de ahorros se compró ¡el primer horno!


Todo inició en la cocina de su mamá, sin embargo, poco a poco necesitaban más espacio así que dejaron de tener sala y TV para ampliar la cocina de la panadería de @lagarosa la empresa de Alejandro.



Hace 3 años, Alejandro participó en el Burguer Master y vendió durante esa semana 3000 panes. Este año en la versión del Burguer Master 2019, la Garosa fue la panadería que más panes vendió, con un récord de ¡55.000 en una semana! Esta cifra es impresionante si tenemos en cuenta que diariamente el produce entre 1000 y 1200 panes.


Todo inició con con el objetivo de tener más dinero, sin embargo en el camino, Alejandro se dio cuenta que su propósito es mucho más que eso, porque una empresa que solo genere dinero es una empresa pobre. Hoy Alejandro tiene 22 años y cuenta su historia para inspirar a otros y recordarles que los sueños son para cumplirse.


¡Gracias Alejandro por compartirnos tu historia! Si quieres seguirlos puedes encontrarlos en Instagram como @la_garosa. ¡Su pan es delicioso!


Puedes conocer más en la entrevista que le hicieron para Telecaribe.


Espero de corazón la historia de Alejandro te ayude a ti y a tu emprendimiento. Recuerda que excusas son solo salidas fáciles, pero cuando realmente queremos lograr algo encontraremos la manera de hacerlo.


Si te gustó el artículo de hoy te invito a compartirlo y a suscribirte para recibirlos todas las semanas.


Recuerda que podemos estar en contacto por mail a dmurillo@remax.co y por instagram en @soydianamurillo.



Un abrazo!


Diana

0 vistas