Y tú ¿Eres el tipo de cliente que te gustaría ayudar?

Actualizado: 3 de dic de 2019


Durante toda nuestra vida, y sobre todo si somos emprendedores, tendremos la oportunidad de estar tanto en el lado de quien brinda un servicio como del lado de quien es cliente. Es en este momento que tenemos la oportunidad de ser primero los clientes que queremos atender y convertirnos en agentes y personas conscientes.




Muchas veces en nuestra vida, no vemos la relación entre lo que nos sucede en el exterior y nosotros mismos, es como si pensáramos que el mundo de allá afuera es ajeno a nosotros. Sin embargo, si recuerdas y analizas la celebre enseñanza de “No hagas a otros lo que no te gustaría que te hicieran”, entenderías que todo en tu vida está relacionado, y que lo que estás haciendo a otros básicamente te lo estás haciendo a ti mismo. Por esta razón tenemos la oportunidad de SER primero aquello que deseamos ver, en este caso SER primero aquellos clientes que nos gustaría atender.


Hoy quiero dejarte con 5 recomendaciones para que te conviertas primero en la persona que te encantaría atender como cliente.

1. Valora el trabajo de los demás. Sobre todo cuando te están brindando un servicio.


2. Se amable: Trata y responde a quién te atiende como desearías que un cliente te respondiera a ti.


3. Respeta el trabajo y esfuerzo de los demás.


4. Cuando eres cliente paga con la misma emoción con la que deseas te paguen a ti; y en el tiempo y velocidad con que quieres que te paguen.


5. Ofrece quienes te atienden condiciones y pagos que tú aceptarías.


Ser un agente y persona consciente te hará reflexionar acerca de tu vida y negocio. He tenido la oportunidad de ver agentes que se quejan de la manera en que los tratan sus clientes, y a ellos mismos los he visto también tratar a quienes los atienden de la misma forma. Mi intención al compartir esto, no es de juzgar, es de que reflexiones si tú haces lo mismo, porque creo que la vida nos da lo que nosotros le hemos dado a ella, solo que muchas veces no lo vemos.


Finalmente, quiero recordarte que tú tienes la llave de entrada a tu vida, es decir que tú puedes elegir qué deseas o no en ella, así que te invito a que permitas sólo aquello que quieres en tu vida y negocio. El parámetro lo pones tú, porque si por ejemplo estás trabajando con alguien que no valora tu trabajo y quiere pagarte menos de lo que tú crees que vale tu servicio, al aceptarlo le darás entrada a tu negocio a la misma situación una y otra vez.



¡Te deseo como siempre una vida y negocio prósperos! Que no solo genere utilidades económicas sino también satisfacciones personales y muchas vidas impactadas.


Un fuerte abrazo!


Diana



Recuerda suscribirte si deseas recibir artículos en tu correo cada semana 😉 Y te invito a seguir en contacto por mail dmurillo@remax.co o por redes: Instagram @soydianamurillo


100 vistas