¿Por qué emprendí?

Amo escuchar historias de personas que deciden ir por sus sueños y confiar en su más profundo deseo de emprender. Es por esto que hoy te comparto la historia de Orlando Fragozo, agente asociado de RE/MAX Alliance en Bogotá, contada en sus propias palabras.

Hoy vengo a contarte un poco acerca de mi historia personal, de mi historia de vida. Y te voy a adelantar el final: estoy feliz y seguro de encontrarme en el lugar correcto, rumbo hacia mis sueños.


Te invito a evaluar si puedes decirte a ti mismo esa frase en este momento de tu vida, si no, no te preocupes, la oportunidad que tienes de experimentar este viaje es lo más lindo de todo. Te voy a relatar el mío.


Mi nombre es Orlando Fragozo, tengo 27 años y soy ingeniero civil, especialista en gerencia de proyectos. Hoy en día soy agente inmobiliario asociado a la red más grande en este sector: RE/MAX. Te preguntarás: ¿cómo es que un ingeniero civil se convierte en agente inmobiliario? Y bueno, esto ha ocurrido porque he buscado incansablemente la satisfacción de mi vida personal y laboral, y la he encontrado. No es un proceso fácil, requiere de mucha determinación, compromiso, resiliencia, aprendizaje, autoconocimiento, coaching y mucha pero mucha curiosidad.


Trabajé 5 años en el sector de la construcción con grandes éxitos y reconocimientos. Fui ascendido en las empresas a las que pertenecí, me gané la confianza de mis jefes y me convertí en líder de las áreas de las que fui parte. Tenía una excelente reputación y estaba construyendo una hoja de vida intachable para mi carrera profesional. Todo iba muy bien hasta que hubo un punto en el camino en el que sentí que estaba en el lugar equivocado. No me podía visualizar en unos años trabajando en lo que lo hacía, no veía en mis jefes una referencia o un deseo de llegar a ser como ellos, sentía que mis funciones no me aportaban significativamente en la medida en que yo pretendía, a pesar de que para mis jefes y para la compañía, mi trabajo era muy importante.


Quería independencia e impacto en la labor que estuviera haciendo y eso no lo podía encontrar en mi empleo.

Es preciso aclarar que todas las empresas y personas con las que trabajé son maravillosas, era yo el que tenía que redefinir su rumbo y aclarar su propósito.


Todas estas sensaciones me llevaron a empezar a explorar y a volverme un curioso de la vida. Comencé a asistir a numerosas conferencias, a leer muchos libros, a tomar cursos, a seguir a personalidades que admiraba, a convertirme en voluntario de causas benéficas, a encontrar nuevos hobbies y descubrir talentos.


Me enfoqué profundamente en mi desarrollo personal hasta que la persistencia, las ganas y la actitud, me trajeron al lugar en donde hoy me encuentro.


No hay ningún secreto, es cuestión de dejar el conformismo por lo que no te hace feliz o por lo que te tocó, y salir en búsqueda de cambiar esa realidad.

El proceso no paró ahí y nunca para. Luego llegaron dos momentos difíciles y el primero de ellos era tomar la decisión. No es fácil desprenderse de un buen salario, de un reconocimiento, de una carrera, y sobre todo desligarse de las limitaciones que nuestra sociedad muchas veces nos impone y las tomamos como propias. Me iba a aventurar en el sendero del emprendimiento por primera vez y luego de pasar por muchas conversaciones con la almohada, mucha oración y charlas con algunas personas, logré tomar la determinación.


Después vino el segundo reto, contarles a las personas que amaba. Tenía el desafío de obtener el apoyo de mi familia y debía explicarles de la mejor manera posible para hacerles entender. Finalmente logré obtener ese aval que era tan importante para mí y a partir de ahí presenté la renuncia en mi trabajo.


Hoy en día estoy emprendiendo para servirle a las personas y aportar un granito de arena al cumplimiento de sus sueños a través del sector inmobiliario.

Ya estoy empezando a cosechar los frutos del esfuerzo y del trabajo duro, y seguiré avanzando día a día para continuar generando un impacto positivo en las personas con las que me relaciono. Estoy muy agradecido con el proceso, con lo que viví para llegar a donde estoy, con las experiencias y las personas que han estado en el camino. Todo esto hace parte del aprendizaje y de la formación que necesitas para alcanzar lo que quieres.

La vida te va mostrando la ruta poco a poco si tienes la intención de encontrarla.


Es por eso que también le agradezco a mi profesión y a mi especialidad que le aportan en gran medida a lo que hago; hoy puedo decir que me encuentro construyendo y gerenciando mi propio proyecto de vida. Por todo esto, quiero invitarte a que siempre busques ser la mejor versión de ti mismo, de esa manera podrás alcanzar todo lo que te propongas, la suerte estará de tu lado y llegarán a ti las bendiciones que te mereces.


Orlando Fragozo

Instagram y Facebook: fragozo.remax

Página web: www.remax.co/ofragozo

3016867324 y ofragozo@remax.co


Espero que hayas disfrutado leer esta historia tanto como yo, y sobre todo que te anime a tomar la decisión de emprender si así deseas hacerlo.


Si te pareció valiosa te invito a compartirla y suscribirte para recibir en tu correo los nuevos artículos.


A partir de escuchar la historia de Orlando surgió la idea de compartir en el blog historias de otros emprendedores contada por sus propias voces. Así que seguro seguirás leyendo algunas más en futuros artículos, y si conoces la historia de alguien que quisieras leer por favor escríbeme para invitarl@ a participar.


Recuerda que podemos estar en contacto por instagram y mail:

@soydianamurillo y correo dmurillo@remax.co


Te mando un abrazo!


Diana

282 vistas