No te rindas, solo es uno de esos días...

Se que hay días en que todo parece desmoronarse y nada parece funcionar. Para aquellos días quise escribirte este mensaje, para decirte no te rindas, solo es uno de esos días...


  • No es más grande ninguna tormenta que la voluntad de quien no se da por vencido.

  • En tu interior y en tu corazón reside la fuerza que necesitas para levantarte una y mil veces.

  • No busques afuera las respuestas que residen en tu interior.

  • Eres tan fuerte que a veces la vida te muestra esa fuerza con pruebas que piensas no podrás superar.

  • Una estrella brilla más en el cielo no solo por su luz, sino por la oscuridad que la rodea, es en esos momentos oscuros que tu brillo realmente puede salir.

Y te dejo con un poema que llegó a mi cabeza mientras escribía este artículo, seguro es para ti.


No te rindas de Mario Benedetti


No te rindas, aún estás a tiempo de alcanzar y comenzar de nuevo, aceptar tus sombras, enterrar tus miedos, liberar el lastre, retomar el vuelo.


No te rindas que la vida es eso, continuar el viaje, perseguir tus sueños, destrabar el tiempo, correr los escombros y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda y se calle el viento, aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños, porque la vida es tuya y tuyo también el deseo, porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino y el amor, es cierto, porque no hay heridas que no cure el tiempo, abrir las puertas quitar los cerrojos, abandonar las murallas que te protegieron.

Vivir la vida y aceptar el reto, recuperar la risa, ensayar el canto, bajar la guardia y extender las manos, desplegar las alas e intentar de nuevo, celebrar la vida y retomar los cielos,

No te rindas por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se ponga y se calle el viento, aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños, porque cada día es un comienzo, porque esta es la hora y el mejor momento, porque no estas sola, porque yo te quiero.


No te rindas a la vida que está allí para ti, ríndete a la voluntad de avanzar con fe y certeza guiado por el amor que reside en ti y en todos. Suelta aquello que ya no necesitas y te pesa. Recuerda: todo tiene un propósito, confía.


Te bendigo y te mando un gran abrazo de luz!


Diana

@soydianamurillo

dmurillo@remax.co


Pd. Si crees que alguien necesita leer este mensaje por favor compartelo. Un abrazo!

0 vistas